Leche de almendras casera y sus beneficios

Leche de almendras casera y sus beneficios

Les comparto esta receta de leche de almendra que me encanta, es totalmente vegetal, natural, nutritiva y equilibrada, al ser hecha en casa no contiene preservantes ni aditivos tóxicos y resulta ser la alternativa perfecta para sustituir la leche de vaca.

Receta de Leche de almendras casera y sus beneficios

Comparada con otras alternativas para la leche de vaca como la leche de soya o de arroz, la leche de almendras es la más rica en vitaminas y minerales. Contiene una gran cantidad de hierro y vitamina B, como la riboflavina que es esencial para la absorción de hierro. Además contiene vitaminas D y A, proteínas, fibra, zinc, cobre, magnesio, manganeso, calcio, potasio, fósforo, selenio entre otros.

La leche de almendras contiene grasa mono insaturada y muy poco sodio, está libre grasa saturada y colesterol, es una mezcla perfecta que ayuda a fortalecer el corazón. Contiene ácidos grasos Omega 3, los cuales ayudan a mejorar los niveles del colesterol bueno (HDL) y reducir significativamente los niveles de colesterol malo (LDL) y triglicéridos.

Además es una fuente rica en calcio, magnesio y potasio los cuales son muy importantes para fortalecer los huesos. La leche de almendras contiene aproximadamente 30% de la ingesta de calcio diaria recomendada. Asimismo contiene el 25% de la ingesta diaria recomendada de vitamina D, que trabaja en conjunto con el calcio para mantener los huesos fuertes lo cual es importante ya que la vitamina D es esencial para la absorción de calcio por el cuerpo.

Receta de Leche de almendras casera y sus beneficios

La leche de almendras también es rica en vitamina E, un antioxidante, el cual revierte los efectos del envejecimiento prematuro. Además, promueve la producción de colágeno y acelera el proceso de regeneración de las células.

Si la tomas sin endulzante es muy baja en carbohidratos. Evita que el nivel de azúcar en la sangre se eleve repentinamente. También tiene un bajo índice glucémico, lo que mantiene el nivel de azúcar en la sangre estable y a su vez protege el páncreas y los riñones de daños causados por el incremento repentino de insulina.

En resumen la leche de almendras tiene un alto valor nutritivo y si tienes diabetes o quieres prevenirla puedes tomarla sin endulzante es igual de deliciosa y tiene un sabor agradable a nuez.

Leche de almendras casera
Sirve para 3
Leche de almendras totalmente vegetal, natural, nutritiva sin preservantes ni aditivos tóxicos
Escribe una reseña
Imprimir
Ingredientes
  1. - 1 Taza de almendras crudas
  2. - 2 Tazas de agua filtrada
  3. - Vainilla o canela (opcional)
  4. - Endulzante (azucar morena, miel (si no eres vegano), jarabe de maple, etc.)
Instrucciones
  1. Deja remojando las almendras en dos tazas de agua durante la noche o unas ocho horas aproximadamente, agrégale un poquito de vainilla para darle un sabor diferente, también puedes utilizar canela. Este proceso de remojo da a la leche una textura más cremosa.
  2. Cuando haya transcurrido ese tiempo las almendras estarán suaves, puedes retirar la cascara o piel en ese momento, al hacer esto evitas que la leche se vuelva amarga, aunque no es necesario retirar la piel si no te importa un sabor amargo.
  3. Si quieres que tu leche de almendras sea más nutritiva, lo recomendable es que uses el agua en la que remojaste las almendras. Pero puedes reemplazarla con la misma cantidad de agua limpia, no hay problema.
  4. Licúalas hasta que se haga un líquido blanco como leche de vaca, pon un poco de vainilla o canela si no se lo agregaste en el remojo y también puedes agregar una pizca de sal (es sólo para resaltar el sabor) y un poco de azúcar (del que más te guste) yo agregue un poco de jarabe de maple.
  5. En este punto ya puedes tomar tu leche de almendras si no deseas perder muchos nutrientes al colarla.
  6. Yo la cole porque utilizare la pulpa para otra receta.
Para colarla
  1. Coloca una gasa, manta de cielo o un colador fino sobre un recipiente lo suficientemente grande para la cantidad de líquido en la licuadora. Vierte cuidadosamente la mezcla de almendras en el colador. Reúne las esquinas del colador y exprime el líquido en el recipiente.
  2. Ya tienes una deliciosa y nutritiva leche de almendras que te servirá como sustituto de leche de vaca y mejorará tu salud.
Notas
  1. Yo recomiendo tomarla en el momento de lo contrario se oxida.
  2. Puedes utilizarla con cereales o como un ingrediente para hornear, ponerla en batidos o beberse sola.
  3. Recuerda si te gustan estas recetas compártelas, y si te animas a realizar esta receta súbela con el hashtag #NoGraciasNoComoCarne. Me encantaría ver lo que cocinas!
Blog de recetas veganas | No gracias, no como carne http://nograciasnocomocarne.com/
Gracias por leer No gracias, no como carne! Para mantenerte al tanto de todas las recetas sigueme en FacebookInstagramPinterest, Twitter, o suscribete via Email para tener las recetas directo en tu correo. También deja un comentario o sube una imagen en Instagram, utilizando el hashtag #nograciasnocomocarne y etiquetame a través de @bykarenmorales para que pueda ver todas las recetas que realices de no gracias, no como carne.

Con ganas de más?
Suscribete! Te enviaremos un correo electrónico cada vez que compartamos una deliciosa receta.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *