Ensalada de brócoli y almendras

Ensalada de brócoli y almendras

Esta ensalada de brócoli ligeramente sazonado con salsa de mantequilla, ajo y almendras es el complemento más fácil y delicioso para servir durante las cenas navideñas y de fin de año.

Ensalada de brócoli y almendras | No gracias, no como carne

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Tenía ya un tiempo sin postear ninguna receta en el blog y es que no he tenido tiempo, pero principalmente no he tenido cabeza para hacerlo.
Hoy les quiero compartir una receta deliciosa para darle comienzo a esta época navideña y para que estas cenas familiares no nos agarren desprevenidos. Pero antes quiero contarles el por qué estuve ausente.
Les presento a Milly.

No gracias, no como carne

El 16 de enero del 2013 me traje a casa una perrita que encontré en la calle, todo su ser era un nudo andante, sucia, con su patita quebrada pero su espíritu inquebrantable. Recuerdo la primera vez que la cargue en mis brazos. ¡Dios! Era como cargar un saco con huesos y a pesar de estar tan golpeada por la vida no parada de moverme su cola, de mirarme con sus ojos llenos de luz y esperanza, hasta podría jurar que la vi sonreír. Creo que sabía que empezaríamos un nuevo viaje, un viaje juntas. Desde ese día Milly se volvió para mí, mi sol, mi luz, mi alegría, mi todo.
Muy pocos saben, pero la verdadera razón del porque deje de comer carne fue por ella. En ese entones no tenía ni idea que en ciertos lugares se comieran a los perros, por ejemplo, en el Festival de Yulin, y todos nos asqueamos ante tal hecho atroz, pero. Hey! ¿Que hace de diferente a un perro de una vaca, un pollo o un cerdo? Para cualquier otra persona un cerdo podía ser un amigo fiel y yo podría verlo como comida, ¿cierto? Todo empezó a tener sentido, la carne empezó a tener rostro de algún animal triste y muerto de miedo en un matadero y no pude comer más carne, veía a milly y sabía que estaba haciendo lo correcto. Los animales son seres majestuosos, celestiales, increíbles y no deberían de estar sufriendo por nuestros gustos o creencias, deberíamos de amarlos y protegerlos.
En fin, en agosto del año pasado Milly enfermo, era una simple alergia y parecía que no era nada de qué preocuparse lo alarmante era que no mejoraba y su alergia iba para mal. Y bueno así anduve de clínica en clínica buscando respuestas mientras su enfermedad empeoraba. Dos de los médicos que la vieron me aconsejaron ponerla a dormir sin hacer exámenes y solo porque si, total es un animal, no pasa nada, te conseguís otro y ya. ¿Y cómo se supone que puedo poner a dormir a un perro que come, juega, salta y tiene tantas ganas de vivir? Se supone que estudian para salvar vidas de estos pequeños, pero parecen importarles tan poco y parece más importante cobrar que ayudar a un animalito.
Hace cuatro meses fui a un hospital veterinario. ¡Al fin alguien tomo enserio a Milly! Al fin alguien supo cómo tratarla, la operaron y todo andaba bien, la mimaban y la llenaban de amor en esta nueva clínica y todo parecía mejorar. Desafortunadamente a Milly la calle le paso factura. Cuando estuvo en la calle la atropellaron le quebraron su patita de adelante y su pulmón quedo lesionado. Hubo una hemorragia en su pulmón y Milly dejo este mundo así de golpe y de sorpresa.
Y así como si nada Milly se fue, la vida parecía empeñada en darle golpes y ella no paraba de sonreírle a la vida…de moverle la colita… Me siento inmensamente triste, con un vacío que parece irreal, pero sobre todo me siento agradecida por haberla conocido, por haberme enseñado a ver el mundo de otra manera, con otros ojos, a respetar y nunca dañar directa o indirectamente otro ser sintiente, a amar incondicionalmente y a nunca darme por vencida. Gracias por todo Milly, te amare toda la vida.

“Hasta que no hayas amado a un animal una parte de tu alma permanecerá dormida” Anatole France

Ensalada de brócoli y almendras | No gracias, no como carne

Gracias por leer No gracias, no como carne! Para mantenerte al tanto de todas las recetas sígueme en FacebookInstagramPinterest, Twitter, o suscribete via Email para tener las recetas directo en tu correo. También deja un comentario o sube una imagen en Instagram, utilizando el hashtag #nograciasnocomocarne y etiquétame a través de @bykarenmorales para que pueda ver todas las recetas que realices de no gracias, no como carne.

Ensalada de brócoli y almendras
Esta ensalada de brócoli ligeramente sazonado con salsa de mantequilla, ajo y almendras es el complemento más fácil y delicioso para servir durante las cenas navideñas y de fin de año.
Escribe una reseña
Imprimir
Ingredientes
  1. - 1 puñado de brócoli, cortado en floretes
  2. - 3 cucharadas de mantequilla vegana
  3. - Dientes de ajo picados
  4. - 4 cucharadas de almendras en filetes
  5. - Chile machacado al gusto (opcional)
  6. - Sal y pimienta al gusto
  7. - Jugo de limón al gusto
Instrucciones
  1. Blanquea el brócoli. Para hacerlo pon a hervir agua en una olla, una vez rompa hervor agrega con cuidado los trozos de brócoli, cocina durante tres minutos. Retira el brócoli con una espumadera o un colador pequeño o cuélalo en un escurridor. Coloca de inmediato el brócoli en el baño helado para detener el proceso de cocción.
  2. En una cacerola pequeña, derrite la mantequilla a fuego medio. Agrega el ajo picado y las almendras y cocina hasta que estas estén doradas. Agrega el chile machacado, sal y pimienta al gusto.
  3. Para servir, coloca el brócoli en un plato y vierte la mantequilla con ajo y almendras. Mezcla hasta que los sabores queden integrados.
Blog de recetas veganas | No gracias, no como carne http://nograciasnocomocarne.com/
Con ganas de más?
Suscribete! Te enviaremos un correo electrónico cada vez que compartamos una deliciosa receta.

4 comentarios

  1. Qué hermosa historia, lamento mucho el final u.u pero una gran cosa es cierta, los veterinarios han perdido la vocación. Mucha fuerza hermosa, Milly siempre vivirá en tu corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *