Acerca de mí

¡Hola! Soy Karen, soy una cocinera autodidacta, escritora, editora y fotógrafa detrás de este pequeño espacio en la web (así que perdón por mis errores gramaticales o las fotos desenfocadas, espero ampliar mis habilidades fotográficas y de escritura).

No gracias, no como carne es para mí el lugar idóneo para compartir las recetas veganas que tanto me encantan. Por lo cual, mi objetivo aquí es publicar recetas que, tu, tu familia y tus amigos no solo amarán, sino que querrán prepararlas una y otra vez.

Además, comparto estas recetas con la esperanza de inspirar a personas o familias a incorporar comidas a base de plantas a su dieta e inspirar a un posible cambio en cómo las personas ven la comida y lo que deciden comer.

Cambie mi dieta cárnica a una a base de plantas hace aproximadamente 4 años, y tomé esta decisión por el planeta, por mi salud, pero principalmente por respeto a la vida de los animales.

Al principio me preocupaba el tema: “Que comeré? “¿Dónde comprare comida?” etc. Pero con el paso de los años me he dado cuenta que lo más complicado de convertirte en vegetariano/vegano, es tolerar a las personas que no comprenden lo que estás haciendo, aunque con el tiempo aprendes a lidiar con ellos y lo curioso del asunto es que muchas de estas personas cerradas a este cambio terminan pidiéndote consejos para empezar este nuevo camino.

Siendo honestos, jamás he estado más orgullosa de haber dado ese paso. A veces parece que estas renunciando a muchas cosas, pero en realidad, ganas muchas cosas más: La variedad de alimentos en mi dieta actual, comparada con mi dieta anterior, mi salud, mis habilidades en la cocina, mi conexión con la naturaleza, mi compasión por todos los seres sintientes, mi sentido de paz conmigo misma. Todas esas cosas han mejorado o incrementado. La verdadera paz viene de saber que tus acciones y decisiones están acordes a tu moral y ética.

Las personas a veces me preguntan si “puedo” o “tengo permitido” comer algo… ¡Puedo comer lo que yo quiera! Simplemente prefiero no comer animales. Come lo que quieras, solo asegúrate de saber que estás comiendo en realidad y de dónde viene tu comida. Nadie necesita salir lastimado para que puedas comer algo delicioso.

Ser vegetariano o vegano no significa renunciar a nada, significa crear un cambio positivo no solo para ti, si no para el mundo y todo lo que vive en él.


Este es un blog personal, los puntos de vista y opiniones expresadas en este blog son puramente propios del blogger. Aunque puede afirmar lo contrario, este blog no ofrece ningún tipo de asesoramiento profesional, a menos que se indique lo contrario.

Con ganas de más?
Suscribete! Te enviaremos un correo electrónico cada vez que compartamos una deliciosa receta.

5 comentarios

  1. Vivo en Argentina y los elementos como almendras y leche de coco es oro, son muy caros y aveces es dificil adquirir por el precio elevado, si podes sugerir otros cosas envés de esas leches que son tan caros

  2. saludos ¡ desde nuevo leon mexico… soy vegetariana desde hace 4 años,, y aunque ocasionalmente como queso, la mayoria de los platillos los preparo vegan.. que ricas recetas leo. intentare primeramente el panque de platano con avena, esa receta me trajo a tu blog.

    saludos

  3. Hola, soy de Argentina y estoy por retomar mi vegetarianismo (Era ovo-lacto) Después de dos años de haberlo dejado ¿Todas tus recetas son veganas? ¿No haces recetas vegetarianas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *